Cortes (1836)

De Todoavante.es

Revisión a fecha de 19:24 7 nov 2016; Todoavante (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a navegación, buscar
Dibujo de una fragata de treinta y seis a cuarenta y cuatro cañones eran por su mayor velocidad las que solían ir en cabeza, descubierta, de las escuadras, también se les utilizaba como buques correo y de transporte, no siempre llevaban la artillería descrita, pues dependía de la comisión y mucho el armamento que llevaban. La diferencia más notable entre un navío y una fragata, era que éstas solo llevaban una batería o puente, de forma que eran mucho más bajas que aquellos, pero a su vez eran mucho más rápidas y por su menor calado, profundidad del casco en el agua, les permitía acercarse mucho más a tierra y batir mejor ciertos lugares, como fortalezas o castillos. Su arboladura era igual a la de un navío, tres palos que salían de la cubierta y un bauprés que salía hacia proa.

Construcción:

Fragata de 44 cañones, construida en Ferrol en 1836 como Hernán Cortés.

El ministro de Marina Salazar contrató con el vecino de Ferrol don Manuel Ciadarán la construcción de tres fragatas, que resultaron ser las llamadas Hernán Cortés, Isabel II, realizadas en 1736, y la Reina María Cristina, en 1737.

Para su construcción se siguieron los gálibos de la fragata Diana.

Botada el 27 de julio de 1836. Asignada al departamento marítimo de Ferrol. Más conocida como Cortés, dado que en 1850 entró a servir un vapor de 350 caballos con el nombre de Hernán Cortés.

Historial:

En 1840 patrulló las costas de Mediterráneo, combatiendo a los carlistas.

El 13 de noviembre de 1842 comenzó en Barcelona una insurrección. El 17 de diciembre llegó a puerto la fragata Cortés para apoyar a los tropas del general Van Halen. El 20 de diciembre se hizo a la vela para su regreso a Cádiz.

En el año 1843 tomó parte en el asedio de Cádiz con las fuerzas navales al mando del jefe de escuadra don José Primo de Rivera que se opusieron a la regencia de Espartero, las cuales amenazaron con bombardear el puerto.

Al año siguiente pasó a servir en el apostadero de la Habana. El 2 de marzo de 1844 tocó fondo en un bajo a la salida de Sisal. A primeros del año 1845 fue al puerto de Campeche a exigir la devolución de varios buques españoles detenidos en puerto, efectuándose a mediados de marzo la devolución de los buques Pelícano, Amistad, Joven Enrique y la goleta Criolla.

En enero de 1848 llegó a Montevideo al mando del capitán de navío don José María Quesada, acompañada por el bergantín Volador, para proteger los intereses españoles en la guerra civil que estalló entre Argentina y Uruguay, que formaban un Estado federado. A finales de abril de 1848 se ordena a su comandante el regreso a Cádiz.

De regreso en Cádiz, entró en el arsenal de la Carraca para ser carenado. A comienzos del año 1849 se formó en Cádiz una escuadra para apoyar a la Santa Sede, mandando un ejército para derrotar a la República que proclamó en Roma el 5 de febrero de 1849. Las fuerzas navales se pusieron al mando del brigadier don José María Bustillo, y la formaban la fragata Cortés, las corbetas Mazarredo, Villa de Bilbao y Ferrolana, el bergantín Volador, el paquebote Bidasoa y los vapores León, Vulcano, Blasco de Garay y Castilla. Las tropas, unos 5.000 hombres, estaban al mando del general Fernando Fernández de Córdoba, marqués de Mendigorría, y son embarcadas en el puerto de Barcelona. Se hicieron a la vela el 28 de abril de 1849. Tras embarcar las tropas, que nunca entraron en Roma al hacerlo las tropas francesas y napolitanas, las últimas naves españolas abandonaron aguas italianas en marzo de 1850.

En abril de 1850 regresó a la Habana, desde donde desempeñó por varios años diversas misiones de patrulla y defensa del comercio. En 1852 se encontraba al mando del capitán de fragata don Federico Failde. En mayo de 1856 entró en Veracruz con la corbeta Ferrolana y los vapores Isabel II y Ulloa para mostrar pabellón.

Cuando comenzó la guerra de África, en 1859, se encontraba en Cartagena carenándose.. En los primeros meses de 1860 estuvo al mando del capitán de fragata don Santiago Durán y Lira. Tomó parte en el bombardeo de Larache y Arcila los días 25 y 26 de febrero de 1860 en el marco de la guerra de África de 1859-1860. La escuadra, formada por un navío a vela, el Reina Doña Isabel II, que llevaba la insignia del brigadier don Segundo Díaz Herrera, la fragata de hélice Princesa de Asturias, insignia del comandante de la escuadra Bustillos, la fragata de hélice Blanca, la corbeta Villa de Bilbao, las goletas de hélice Céres, Edetana, Buenaventura y los vapores Isabel II, Blasco de Garay, Colón y Vulcano, salieron de Algeciras y Puente Mayorga el 24 de febrero. Finalizado el bombardeo, la escuadra regresó a Algeciras.

En el año de 1863 se habilitó como buque escuela de guardiamarinas, junto a otros buques. Ese mismo año, el 21 de marzo de 1863, se la convierte en buque pontón. Dada de baja en 1865.

Bibliografía:

Bordejé y Morencos, Fernando de.: Crónica de la Marina española en el siglo XIX, 1800-1868. Tomo I. Ministerio de Defensa. Madrid, 1999.

Fernández Duro, Cesáreo.: Armada española, desde la unión de los reinos de Castilla y de Aragón. Tomo IX. Museo Naval. Madrid, 1973.

Ibo Alfaro, Manuel.: La corona de laurel. Tomo III. Madrid, 1861.

Paula Mellado, Francisco de.: Enciclopedia moderna. Tomo 15. Madrid, 1852.

Paula Pavía, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Madrid, 1873.

Rodríguez González, Agustín Ramón, Coello Lillo, José Luis.: La fragata en la Armada española. 500 años de historia. IZAR. Construcciones Navales. S.A., 2003.

Compilada por Santiago Gómez.

Todoavante ©

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Hª NAVAL de ESPAÑA
Estado Mayor
Ordenes Militares
Flotas
Buques General
De 1248 a 1514
De 1515 a 1700
De 1701 a 1833
De 1834 a 1957
Herramientas